Actor Tom Holland fue pieza clave para que Sony y Disney salvasen a Spider-Man

Tom Holland, quien se convirtió en el nuevo rostro de Spider-Man, fue fundamental en las negociaciones entre Disney y Sony para salvar su acuerdo sobre los derechos del superhéroe arácnido en el universo Marvel, de donde estuvo a punto de desaparecer.

Según una información de The Hollywood Reporter, el actor se encargó de realizar varias llamadas a los presidentes de Disney y Sony para que retomasen las negociaciones, que quedaron rotas el pasado agosto.

Hasta entonces, ambos gigantes del entretenimiento pactaron que las películas en las que Spider-Man fuera protagonista serían de Sony, propietaria de los derechos desde 1985 y que se llevaría la mayor parte de los beneficios, a cambio de que Disney pudiera incluir al superhéroe como un personaje más en el resto de películas de Marvel Studios.

Pero Disney quiso reconsiderar el acuerdo y compartir con Sony tanto la financiación como los beneficios derivados de las películas sobre el héroe arácnido al 50%, algo que, según fuentes de la industria, rechazó Sony.

Ante esta ruptura, Tom Holland contactó tanto a Bob Iger, máximo directivo de Disney, como al presidente de Sony Pictures, Tom Rothman, para que reconsiderasen sus posturas e hicieran caso a los miles de fanáticos decepcionados con la situación.

Al parecer, la postura del intérprete, de 23 años, para defender su interés -y el de Spider-Man- era muy ventajosa: Para Sony protagonizó este año «Spider-Man: Far From Home», la cinta que más dinero ha dado al estudio en sus 95 años de historia, con más de US$ 1.100 millones recaudados en todo el mundo.

Comments

comments