Gigabyte durante la feria Computex de Taiwán, acaba de presentar su más reciente versión de la Brix: la Gaming VR, preparada para el contenido en realidad virtual.

Gigabyte apuesta por una nueva categoría de computadoras: las mini PC o, como la llama esta empresa, las Brix.

Se trata de un tipo de CPU (la unidad de procesamiento central) que tienen la particularidad de ser super portátiles. Estas máquinas vienen con la placa madre y el procesador. El usuario tiene que agregarle las unidades de almacenamiento (discos duros o SSD, así como las memorias, etc.).

El Brix Gaming VR está preparada para todo, tiene dos entradas HDMI, una para el monitor y la otra para el dispositivo de realidad virtual que se quiera usar (Oculus Rift, HTC Vive, etc.).

Viene en tres versiones, con procesador Intel Core i5, i7 y Xeon Gaming. Además, viene con una tarjeta de video GeForce de NVidia GTX 1060.

Lo único que el usuario deberá agregarle es un disco de estado sólido SSD en formato M.2 (tiene dos entradas de este tipo) y si lo desea un SSD de 2.5, o un disco duro tradicional. Tiene además dos puertos para las memorias; soporta desde 8GB hasta 16 GB de RAM.

Comments

comments